ban Barrenetxea nos pone los dientes largos… Envía un pequeño adelanto del libro en el que está trabajando, que verá la luz en otoño de la mano de A Buen Paso.

Imagen

«[…] según cuentan, el gigante Magnus era tan alto, tan alto, que su cabeza no tenía la más remota idea de lo que hacían sus pies. El gigante Magnus tropezaba con faros y torres, sembraba la ruina por los sembrados, pisoteaba casas y despachurraba caminantes. No es que Magnus fuera un gigante malvado, ni mucho menos, pero de tan alto que era, llevaba la cabeza dentro de una nube y por eso vagaba por el mundo sin saber muy bien por dónde ni hacia dónde.»