Los posos del viaje de Ana Pez con el libro Mon petit frère invisible (L’Agrume) durante cuatro años no son sólo los esperados en un proceso tan largo de trabajo en un libro, explican los organizadores de esta exposición, sino que tienen la peculiaridad especial de mostrar la maduración de la gráfica y el lenguaje de una ilustradora a través de un mismo proyecto, desde un trabajo de escuela a una obra profesional y sólida. Podremos escucharlo de boca de la autora el jueves 5 de marzo, a las 20.15 horas, en La Fábrica (Madrid).

11021140_873638602682367_6739580420797212354_n