Archivos para las entradas con etiqueta: Biblioteca Pública de Valladolid

wIMG_0285

Cartel Elena O

Ilustración y poesía, ¿dos lenguajes gemelos, paralelos, entrelazados, enfrentados…? La respuesta, después de dos jornadas, es aún más dubitativa. Lo que sí tenemos claro es lo mucho que disfrutamos con los talleres de Elena Odriozola y Adolfo Serra en el ciclo ‘Poesía Ilustrada’ en la Biblioteca Pública de Valladolid con motivo del V Centenario del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada.

DSC_0035

DSC_0185

DSC_0329

Empapados salimos de la masterclass de Odriozola, que dedicó una tarde a representar la lluvia, sus formas y sucesos provocados. Experimentamos con acetatos, cartulinas, rotuladores, cutter…

DSC_0231

DSC_0422

DSC_0364

DSC_0191

De todo hubo. Nacieron incluso personajes imprevistos como este, que acudió de etiqueta a su cita ilustrada.

DSC_0433

DSC_0092

DSC_0292

DSC_0199

Los más pequeños también tuvieron su oportunidad con Serra convertido en rapsoda cicerone. No solo iluminaron versos, también los compusieron y recitaron ante un público entregado.

IMG_3113

IMG_3108IMG_1201IMG_1214

¿Quieres ver más fotos? >>>

IMG_2586

Contra las cuerdas puso Noemí Villamuza a los participantes en su masterclass para que “las mentes no se acomoden” y buscar siempre un enfoque singular. Entre otros ejercicios, propuso el “relajante” reto de dibujar bocetos en 20 segundos. Esta sesión y el taller familiar de Jesús Aguado cerraron el ciclo de talleres organizado por la Biblioteca Pública de Valladolid y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. También pasaron por allí Mónica Carretero y María Simavilla.

IMG_2556

IMG_2592

Todos los colores en un lapicero fue el título de la masterclass de Noemí Villamuza, para ilustradores profesionales y aficionados, del viernes 21 de noviembre. “Algunos dibujos son esqueletos de ilustraciones futuras, otros son en sí mismos ilustraciones, unos están trazados a grafito, otros a pluma, a rotulador, a pincel… Todos tienen algo en común, todos están hechos de un solo color, la mayor parte de las veces es el negro -explica Villamuza-. Trabajar en blanco y negro es dejar a un lado las voces de los colores, manteniendo una sola nota, la nota negra, llena de matices, de música en grises, de juego de fuerzas entre líneas y manchas”.

IMG_2550

IMG_2588

IMG_2644 (2)

Sobre el blanco del papel “composición, forma y concepto serán la esencia de los ejercicios del curso, trabajar el espacio y darle sentido a un mensaje, ya sea un poema, un relato o una canción. Los esbozos serán nuestra hoja de ruta diaria y el objetivo del taller: aprovechar al máximo el lenguaje del blanco y negro”.

IMG_2700

IMG_2648

IMG_2649

El sábado 22, Jesús Aguado animó a recortar bichos. “Cuando pensamos en dibujar, muchas veces nos limitamos a trazar líneas que luego rellenamos con colores. Uno de los problemas a la hora de dibujar es estancarnos con decepción del proceso. Cuando te gusta desde el comienzo y ves el acabado homogéneo de un color, la imaginación queda libre y optimista para continuar por buen camino”, comenta.

IMG_2696

IMG_2683

IMG_2684

IMG_2685

Aguado guió a los jóvenes artistas en el camino de inventar un “bicho” y “digo bicho –subraya- con la intención de que  la imaginación pueda volar y no se encierre en figuras antropomorfas ni animales establecidas”.

IMG_2692

IMG_2691

IMG_2690

IMG_2548

¡Los monstruos son muuuuuy divertidos! Y dan mucho juego. Lo comprobamos en el taller Catálogo de monstruos, que María Simavilla dio, el pasado sábado 15 de noviembre, dentro del ciclo organizado por la Biblioteca Pública de Valladolid y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua.

“Trabajamos la importancia de la expresión facial para transmitir distintas emociones a la hora de contar e ilustrar una historia”, explica Simavilla. La dinámica consistió en “escribir distintas emociones, sentimientos o estados de ánimo en diferentes papeles. Cada niño escogió tres al azar, que sirvieron para sentar las bases sobre las que construyeron la personalidad e historia de su personalísimo monstruo”.

Los implicados talleristas remataron retratos articulados con mucha vida, que podían mover ojos, nariz, boca, cejas…

IMG_2480

IMG_2529 2

IMG_2533

IMG_2542

IMG_2520

IMG_2532IMG_2498